dimecres, 12 d’abril de 2017

Hoy hace 400 años... "Una historia inolvidable"



El pasado 24 de marzo, toda la comunidad educativa,  celebramos el acto inaugural del 400 aniversario del carisma vicenciano, razón de ser de nuestro colegio.
Iniciamos la jornada unidos, en la Iglesia de San Pedro, con un pregón a cargo de la directora titular, seguido de un  acto procesional  de traslado de la llama del cirio pascual, prendida simbólicamente por San Vicente de Paúl en una antorcha (llama del carisma vicenciano como respuesta evangélica de San Vicente) que fue trasportada por diferentes testigos (representantes de todas las asociaciones de la familia vicenciana vinculadas al pueblo de Massanassa) hasta el colegio. Una vez allí, nos esperaba una gran sorpresa, la directora titular, antiguas maestras, profesores y alumnos pasaron la llama mano a mano, por el patio, hasta hacerla llegar a los representantes  de los alumnos de 4º de la ESO (alumnos finalistas responsables de trasmitir el carisma vicenciano más allá de las fronteras de nuestro colegio) que prendieron las velas de una gran tarta de cumpleaños. Tarta que simbolizaba la historia del carisma desde el nacimiento hasta nuestros días.  Desde 1617 al 2027, el corazón de San Vicente emergía desde una tierra que manaba leche y miel,  hecha de chocolate, merengue… como símbolo de su carisma. La tarta venía acompañada por globos gigantes que formaban el número 400 y que lanzamos al aire como símbolo de nuestro compromiso y deseo por seguir transmitiendo el espíritu de San Vicente por todo el mundo, durante al menos 400 años más.
Al final de la celebración todos pudimos saborear y degustar un trocito del GRAN CORAZON DE SAN VICENTE DE PAUL.
Fue una fiesta entrañable y emotiva que nos va a recordar siempre el compromiso de vivir y transmitir el carisma vicenciano, de servicio a los más necesitados,  como respuesta y legado de San Vicente de Paúl.
Hoy, después de 400 años comprobamos que el carisma heredado de San Vicente sigue siendo actual y desafiante en la entrega a la evangelización y el servicio que hacemos a las personas más necesitadas.
Mientras predicaba san Vicente en la iglesia de Chatillon, Vicente exhortó a los feligreses a tomar responsabilidad por una familia pobre de la parroquia que estaba gravemente enferma, y que necesitaba comida y consuelo. La familia se salvó gracias a la respuesta a esa llamada para que le ayudasen… Vicente de Paúl comprendió que la Caridad para ser efectiva, debía de estar bien organizada. Y esta forma de ayuda y de servicio a los demás ha cambiado al mundo en los últimos 400 años.
Hoy hemos sido convocados  todos los que formamos la Familia Vicenciana: Hijas de la Caridad, Profesorado, alumnos, padres, todas las Asociaciones Vicencianas del Centro, AMM, JMV… para celebrar este acontecimiento “Todo empezó en Folleville…”
El Papa Francisco nos dice: “Salir a las periferias” y eso es lo que San Vicente comenzó hacer, él sale fuera, a San Vicente le gustaría llegar a cada uno de nosotros, a cada miembro de la Familia Vicenciana y ser tocados por él como lo hizo hace 400 años.
Folleville y Chatillon nos está esperando en todas las partes del mundo pueblos y ciudades en todos los lugares esta Foleville está experiencia de pobreza material y espiritual también está ahora en el mundo de hoy.
En esta experiencia que tuvo San Vicente se cumple el Evangelio de Mateo 25:35 “Fui forastero, y me recibiste” ¿Quiénes son hoy los forasteros de nuestro entorno?
-      Los refugiados que huyen de la opresión y la pobreza..
-      Los desplazados de sus países debido a guerras civiles…
-      Los emigrantes que buscan una nueva vida,
-      Los que no tienen hogar,
-      Los que tienen enfermedades físicas o mentales,
-      Los que sufren enfermedades físicas o mentales, aquellos que afrontan discriminación por su fe, raza o color… elniño,el joven o anciano solitario y vulnerable..
Muchas de estas personas ya son atendidas por la Familia Vicenciana (Las Hijas de la Caridad, Los Padres Paules, JMV, AMM,AIC, MISEVI… y todas las personas que tienen el carisma vicenciano)
El año de acogida al forastero, lo estamos celebrando del 1 de enero al 31 de diciembre del 2017.
Esta fecha es especialmente significativa para nuestra familia, la colaboración y la acción invitándonos a descubrir maneras concretas para ir a buscar al “forastero” de nuestro entorno, el que más necesita de nuestra ayuda, nos preguntamos.
¿Quiénes son los forasteros de nuestro entorno?
Con ayuda de nuestra familia, las Hnas.  los profesores, catequistas… pensamos quién es el forastero que necesita ayuda… en que proyecto nos podemos implicar y llevar a cabo las acciones,  con las personas que necesitan de nuestra ayuda….¡ATREVAMONOS!
Desde aquí damos la bienvenida a todos los forasteros que comparten nuestra misión y nuestros valores vicencianos….
FELIZ ANIVERSARIO PARA TODA LA FAMILIA VICENCIANA! 
                                                                                                                                                                Sor Pilar Ramo, Directora Titular